El rincón tuejano

El tío Paco, el castellano

 

El tío Paco, el Castellano. O el tío Paco Castellano, que de las dos maneras se podía decir.

Siempre hay figuras “fijas” en todos los ámbitos de la vida: el tonto del pueblo, el pastorcillo del Belén, la chica guapa en el anuncio de los coches, la boina y el burro en la estampa del mundo rural, etc.

Pero hete aquí que en donde menos se piensa , salta la liebre , y que, de la boina y el burro pasamos al extremo opuesto . Ese es el caso, señores. En un pueblecito de los muchos de la España de los años posteriores a la guerra Civil 1936-1939, en donde el índice de analfabetismo estaría por encima del 50% y donde el analfabetismo funcional, es decir, el de las personas que aun sabiendo leer y escribir, eran incapaces de entender aquello que leían en cuanto se empinaba un poco el camino de la dificultad del texto, estaría rondando el pleno absoluto; aparece una figura como la de El Tío Paco, el Castellano.  Con sus rudimentos, con su inteligencia, con su paciencia y con su esfuerzo, logra recopilar a lo largo de años una serie de datos que se pueden considerar como la primera obra científica y seria sobre Tuéjar y su historia.

En la dedicatoria, el Tío Paco, hace referencia a dos personajes ilustres del pueblo: Don Ramón Villanueva y D. Manuel Aguilar.    

 

 

www.tuejar.biz