El rincón tuejano

 

LOS MAYOS

 

La noche del 30 de abril es mágica en Tuéjar, mágica porque la música y los versos anuncian la llegada del mes de la Virgen María y de la primavera. Pasado apenas un minuto de las doce, cuando ya es 1 de mayo, se ensalza a la Virgen con el primero de los cantos de los treinta de abriles cumplidos. Los versos se desarrollan en primer lugar pidiendo permiso a la misma y al “Rey de los cielos”, permiso que conceden con el silencio. Pasando a describir las partes de su figura con gran sutileza poética, mezclando metáforas y comparaciones para describir su belleza, para “retratarla”. Al final del Mayo, se le pide disculpas por las “faltas”, para hacer hincapié en que se merece mucho mas.

 Los Mayos comienzan en la puerta de nuestra iglesia frente a la imagen de la Virgen, para luego seguir por algunas calles del pueblo, junto a la rondalla que hace que la música y los Mayos te envuelvan y sientas la necesidad de seguirlos, de cantarlos.

 

music_note_jammin_md_wht.gif (13356 bytes)

Escucha los Mayos de Tuéjar

 

 

MAYO  A  LA VIRGEN

 

Llegamos mancebos

a tierra postraros

al Rey de los cielos

licencia pidamos.

 

Al que uno y trino

y Dios verdadero

al que le ven fuerte

y manso cordero.

 

Al que vino al mundo

sólo por librarnos

de la primer culpa

y del primer pecado.

 

No con otro fin

ni con otro celo

sólo por llevarnos

a todos al cielo.

 

A tu puerta llego

hermosa Princesa

a cantarte el mayo

si me das licencia.

 

A José tu esposo

también se la pido

si Vos me la dais

voy a dar principio.

 

Tu cabeza Dama

es tan redondita

que en ella se forma

una margarita.

 

Tu pelo Señora

es madeja de oro

que cuando lo peino

te reluce todo.

 

Tu frente Señora

es campo de guerra

donde el Rey del Cielo

plantó su bandera.

 

Tus cejas Señora

están arqueadas

son arcos del cielo

y el cielo es tu cara.

 

Tus ojos luceros

luceros del alba

que alumbran de noche

a tus esperanzas.

 

Tu nariz aislada

tu boca pequeña

tus menudos dientes

que parecen perlas.

 

Relucen tus labios

y también tu lengua

y tu corazón

soberana Reina.

 

Ese hoyo que tienes

en esa barbilla

es caja y sepulcro

para el alma mía.

 

Tu garganta clara

tan clara y tan bella

que el agua que bebes

se clarea en ella.

 

Tus pechos Señora

son dos fuentes claras

donde distéis leche

al Rey de la Gracia.

 

Tus brazos Señora

son dos arcos bellos

donde sostuvisteis

al Rey de los Cielos.

 

Tu cintura Dama

tan perfeccionada

que parece un junco

sacado del agua.

 

Tu virginal vientre

es tan peregrino

donde se encarnó

el Verbo Divino.

 

Tus rodillas Dama

son bolas de plata

bien hay en la tierra

en que ellos descansan.

 

Tus pies y tus plantas

dos fuertes columnas

donde se mantiene

toda tu hermosura.

 

Ya están retratadas

todas tus facciones

San José tu esposo

que te las adorne.

 

Ea pues Señora

ya estáis retratada

no como mereces

perdona las faltas.

 

No es para mí el mayo

hermosa Princesa

sino es para autores

de mayores letras.

 

Si quieres saber

quién te ha echado el mayo

San José tu esposo

fiel y bien amado.

 

Un hijo de Adán

casto y bien criado

ea pues Señora

queredlo y amadlo.

Agradecemos a Carlos. Banda de Música de Tuéjar, por la grabación de los Mayos

www.tuejar.biz